Radio Contacto sur

Telesur en vivo

SI DESEAS VER TELESUR DALE PLAY Y APAGA LA RADIO EN BOTON CUADRADOCONTACTA CON CONAICOP +59896901566 --096901566

miércoles, 20 de marzo de 2013

Israel confirma el uso de armas químicas en Siria

Israel confirma el uso de armas químicas en Siria


El ministro israelí de Inteligencia y Asuntos Estratégicos, Yuval Steinitz, considera que es cierto que se han empleado armas químicas en Siria.

En una entrevista concedida a la radio israelí el ministro opinó que en Siria, al parecer, se han empleado armas químicas por parte de los insurgentes o del Gobierno.
Asimismo, anunció que este será el tema principal de las conversaciones entre Israel y el presidente de EE.UU., Barack Obama, durante la visita del mandatario estadounidense al país, según informan los medios de comunicación israelíes.
Al menos 25 personas han muerto este martes en la provincia de Alepo por un ataque con armas químicas realizado por rebeldes sirios, según informó la agencia estatal de noticias de Siria, citada por Reuters.
El Ministerio de Exteriores de Rusia condenó el ataque y afirmó que el empleo de armas químicas por parte de la oposición muestra un desarrollo extremadamente alarmante de los acontecimientos en el país.
Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/89529-siria-armas-quimicas-israel-reconocer
Israel confirma el uso de armas químicas en Siria | Falsasbanderas.com

domingo, 17 de marzo de 2013

Francisco I vino a disputar

Somos la Dirección Regional de la Agencia de Contrainformación ARGOS IS-INTERNACIONAL (www.argosisinternacional.com) en la Rep. Oriental de Uruguay, con sede en Montevideo, Uruguay; fundado en 1991. Miembro de la 'FELAP' (www.felap.info).

Gracias por su preferencia

Rubén Cesar Suarez Ciria
Director
argosisreporientaldeuruguay@yahoo.com


ARTICULO/FOTO:
. xJulio C. Gambina* Especial para ARGENPRESS.info La Iglesia es parte del poder mundial, y no sólo del poder económico. La Iglesia disputa históricamente el consenso de la sociedad. Es una realidad a considerar en tiempos de crisis capitalista, considerada también una crisis de civilización, ya que esta civilización contemporánea está ordenada por el régimen del capital, o sea, por la explotación del hombre por el hombre, por la depredación de la Naturaleza.

. Cuando el sistema mundial estaba desafiado por el avance de los pueblos y el socialismo (como forma que intentaba ser alternativa del orden mundial) se abrió camino la teología de la liberación, en abierta confrontación con el poder institucional de una Iglesia retrógrada. Así, la Iglesia de los pobres se mostraba desde el sur del mundo, más precisamente desde Nuestra américa.

.. La Iglesia oficial no podía negar este rumbo que se abría paso entre los curas de base y habilitó un gran debate mundial en el seno de la Iglesia.

Los rumbos de la ofensiva popular tocaban la puerta de la Institución La respuesta contemporánea de la Institución Iglesia fue acompañando la ofensiva capitalista para recuperar el poder del régimen del capital. Esa ofensiva se materializó en los 80´

LEER ARTÍCULO EN LA SECCIÓN
----------------------------------------------------------
Suscribirse a ArgosIs-RepOrientaldelUruguay

Patrocinado por espanol.groups.yahoo.com

sábado, 16 de marzo de 2013

Francisco 1 y el robo de bebes

Acusan al Papa Francisco por robo de bebés durante dictadura

o_1337961315
PATRIA GRANDE / LA RADIO DEL SUR La fiscalía y las Abuelas de Plaza de Mayo reclamaron ante el tribunal que juzga el plan sistemático por el robo de bebés nacidos en cautiverio que sea citado a declarar el cardenal primado de la Argentina Jorge Bergoglio, quien hoy volvió a ser mencionado en un juicio por crímenes de lesa humanidad.
El jefe de la Iglesia católica argentina fue mencionado en relación con el caso del nacimiento y apropiación de la nieta de una de las fundadoras de las Abuelas de Plaza de Mayo, Alicia “Licha” de la Cuadra.
A viva voz la hija de Licha, quien falleció en 2008 a los 93 años, le reclamó al Tribunal Oral Federal 6, que juzga entre otros a los ex dictadores Jorge Videla y Reynaldo Bignone por la apropiación de las criaturas hijas de desaparecidos, que lo cite a declarar a Bergoglio como testigo.
“Es la tercera vez que lo pido ante un tribunal: lo vamos a citar para que declare o no lo vamos a citar para que declare?”, exigió Estela de la Cuadra, hermana de Elena de la Cuadra, actualmente desaparecida, madre de “Ana”, la criatura que nació en cautiverio el 16 de junio de 1977 en la comisaría 5ta de La Plata.
Ante la pregunta de la testigo, la presidenta del tribunal, la jueza María del Carmen Roqueta, le respondió que “en estos momentos no podemos resolver nada” pero al término de la audiencia las querellas, entre ellas de Abuelas, y el fiscal Martín Nicklinson, pidieron que Bergoglio sea citado a declarar en la causa.
La criatura también es hija de Carlos Baratti, un obrero de YPF, cuyo cuerpo apareció en un balneario de la costa atlántica, luego de haber sido arrojado al mar en los llamados “vuelos de la muerte”, identificado hace dos años por el Equipo Argentino de Antropología Forense.
La mujer recordó que en la causa por lo crímenes cometidos en la ESMA el Tribunal Oral 5 que juzga entre otros a Alfredo Astiz, se constituyó en el Episcopado para tomar declaración testimonial a Bergoglio, diligencia durante la cual habría asegurado que se había enterado “hace más o menos diez años que había desaparecidos”, ante una pregunta que le formuló la abogada querelllante Myriam Bregman.
“Eso es burlarse de las cosas que esos hombres y mujeres (por las madres, abuelas y abuelos que buscaron a sus hijos y nietos) hicieron”, reprochó la mujer quien admitió que Bergoglio “no sabe dónde están” pero sí puede aportar “qué fue lo que pasó y los mecanismos” que se implementaron durante la dictadura.
Al respecto increpó al tribunal y a la fiscalía acerca de si tenían intención de preguntarle al máximo dignatario de la Iglesia Católica argentina “qué pasó con Ana de la cuadra” y si “no amerita que Bergoglio conteste a esta pregunta ante un tribunal que está juzgando un plan sistemático por el robo de bebés.
“De (Jorge) Videla para abajo hay responsabilidades pero también las hubo para los costados”, enfatizó.
También se mostró convencida de que durante su declaración en la audiencia quedó demostrado que la Iglesia estaba al tanto de lo que ocurría con los bebés desaparecidos, y mencionó una carta al Episcopado de 1979 que su titular, el por entonces arzobispo de Cordoba Raúl Francisco Primatesta le respondió a las Abuelas, diciendo que era muy poco lo que podían hacer al respecto.
Además, sostuvo que Bergoglio no podía argumentar desconocimiento ya que era público “cómo se divulgó la desesperación de estas personas por la desaparición de sus hijos”.
“Eso es absolutamente inmoral”, enfatizó la testigo quien a la vez es querellante en la causa, y que aportó abundante documentación respecto del derrotero que siguieron las Abuelas de Plaza de Mayo desde 1977, reclamando por la aparición de los nietos desaparecidos desde 1976.
Entre esos reclamos mencionó además los pedidos individuales que efectuaron sus padres antes de fundarse la entidad, y entre ellos mencionó las entrevistas con Bergoglio cuando éste era Provincial de la Compañía de Jesús de la orden de los Jesuitas.
Ese sentido, explicó que como su familia era una de las fundadoras de la ciudad de Balcarce, donó tierras a la Iglesia y que tras el secuestro de su hermana embarazada, sus padres buscaron ayuda en distintos estamentos, reclamando además por otro hermano desaparecido Roberto José





Así habla de Venezuela la derecha fascista de Washington |

Así habla de Venezuela la derecha fascista de Washington | CONTRAINJERENCIA

dd3cf18f9b943f2f268fee571d9f4a4fc9553e3b083ae51a247a27c754d4003d9fc080ef949146aa025186d13f4ff2765db97413589aba29ca9b4589c22e4160ad4456d42f63314c40b7ed37c516296
La congresista cubanoamericana por la Florida, Ileana Ros-Lehtinen, escribió en el diario The Washington Times, “que desde 1999, el pueblo venezolano ha sufrido una dictadura socialista opresiva, que hace caso omiso de los derechos humanos, el Estado de derecho y la libertad de prensa”, según Radio Marti, filial de la oficialista Voz de América de EEUU.
Más histérica que nunca, Ros-Lehtinen declara  también que “durante 14 años, Hugo Chávez pisoteó el orden democrático, encarceló a los opositores políticos, reprimió al pueblo venezolano, y habría acumulado grandes riquezas estimadas en miles de millones de dólares, mientras los venezolanos padecieron una inflación alta, desempleo, escasez de alimentos y el sector privado se ve amenazado constantemente”.
La presidenta sionista del subcomité de Asuntos Exteriores sobre el Oriente Medio y África del Norte en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, afirma  que “unas elecciones libres, justas y transparentes no pueden llevarse a cabo en ese país si los mismos jugadores siguen controlando el proceso electoral ya contaminado; tras destacar que el Consejo Nacional Electoral de Venezuela es extremadamente corrupto y apegado a las personas allegadas a Chávez”.
Ros-Lehtinen planteó en su escrito, que “el Sr. Nicolás Maduro podría ser peor para el pueblo venezolano y para los intereses nacionales de Estados Unidos (…) aún controla todos los poderes del Estado, reprime la libertad de expresión y fue adoctrinado con la ideología socialista. Ha viajado a Teherán y tiene fuertes lazos con Irán, apoya el régimen de Assad en Siria y se ha convertido en un perro faldero de los hermanos Castro en Cuba”.
Radio Marti es desde décadas un instrumento de propaganda de la derecha fascista de Miami.

 
CARLOS FERNANDEZ

GOLPISTA VENEZOLANO, EX PRESIDENTE DE FEDECAMARAS, BUSCADO POR REBELION CIVIL, INSTIGACION A DELINQUIR, RADICADO EN MIAMI
 
CARLOS ALBERTO MONTANER

AGENTE CIA, VIVE DESDE VARIAS DECADAS DE SUS PRESTACIONES CONTRA CUBA. PROFUGO DE LA JUSTICIA CUBANA POR TERRORISMO, FUE MIEMBRO DE LA RED DEL TERRORISTA ORLANDO BOSCH. APOYO EL GOLPE DE ESTADO DE HONDURAS. VIVE EN MIAMI Y MADRID.



jueves, 14 de marzo de 2013

El hombre de Washington

El hombre de Washington tras los brutales escuadrones de la muerte

Varios autores
The Guardian
En 2004, mientras la guerra de Irak iba de mal en peor, EE.UU. designó a un veterano de las guerras sucias de Centroamérica para ayudar a establecer una nueva fuerza para combatir la insurgencia. El resultado: centros secretos de detención, tortura y una espiral hacia la carnicería sectaria.

Un exclusivo campo de golf se encuentra al fondo de una espaciosa casa de dos pisos. Sobre el césped yace una manguera verde. Las persianas de tablillas grises de madera están cerradas. Y, como en las otras casas de lujo vacías en este conjunto residencial cerrado cerca de Bryan, Texas, nada se mueve.
El coronel retirado Jim Steele, cuyas condecoraciones militares incluyen la Estrella de Plata, la Medalla de Servicio Distinguido en la Defensa, cuatro Legiones de Mérito, tres Estrellas de Bronce y el Corazón Púrpura, no está en casa. Tampoco está en la sede de sus oficinas en Ginebra, donde aparece como director ejecutivo de Buchanan Renewables, una compañía energética. Los esfuerzos para localizarle en la oficina de su compañía en Monrovia son inútiles. Le dejamos mensajes. No hay respuesta.
Durante más de un año, The Guardian ha estado tratando de contactar con Steele, de 68 años, para preguntarle por su tarea durante la guerra de Irak como enviado personal del Secretario de Defensa de EE.UU. Donald Rumsfeld a los Comandos Especiales de la Policía de Irak: una temible fuerza paramilitar que mantuvo una red secreta de centros de detención en todo el país donde torturaban a los sospechosos de rebelarse contra la invasión dirigida por EE.UU., para extraerles información.
Donald Rumsfeld with Dick Cheney.
En el décimo aniversario de la invasión de Irak las afirmaciones sobre los vínculos estadounidenses con las unidades que acabaron acelerando la caída de Irak en la guerra civil presentaron la ocupación estadounidense bajo una luz nueva y aún más controvertida. La investigación fue provocada hace más de un año por millones de documentos militares de EE.UU. descargados en Internet y sus misteriosas referencias a soldados estadounidenses a los que se había ordenado que ignoraran la tortura. El soldado Bradley Manning, de 25 años, se enfrenta a una condena de 20 años, acusado de filtrar secretos militares.
La contribución de Steele fue esencial. Fue el personaje encubierto estadounidense tras la recolección de inteligencia por parte de las nuevas unidades de comando. El objetivo: parar en seco una naciente insurgencia suní sacando información a los detenidos.
Era un papel a la medida de Steele. El veterano se hizo famoso en El Salvador casi 20 años antes como jefe de un grupo estadounidense de consejeros de las fuerzas especiales que entrenaban y financiaban a los militares salvadoreños para combatir la insurgencia guerrillera del FNLM. Esas unidades gubernamentales se ganaron una temible reputación internacional por sus actividades como escuadrones de la muerte. La propia biografía de Steele describe su trabajo como “entrenamiento de la mejor fuerza de contrainsurgencia” en El Salvador.
Steele habló al con el doctor Max Manwaring, autor de El Salvador at War: An Oral History: “Cuando llegué aquí había una tendencia a concentrarse en indicadores técnicos… pero en una insurgencia hay que concentrarse en aspectos humanos. Eso significa que la gente hable contigo”.
Pero el armamento de una parte del conflicto causado por EE.UU. aceleró la caída del país en una guerra civil en la que murieron 75.000 personas y un millón de personas más, de una población de 6 millones, se convirtieron en refugiados.
Celerino Castillo, agente especial sénior de la DEA (Administración de Represión de Drogas de EE.UU.) que trabajó junto a Steele en El Salvador, dice: “Primero oí que el coronel James Steele iba a Irak, pensé que iban a implementar lo que se conoce como la “Opción Salvador en Irak” y es exactamente lo que sucedió. Y me horroricé porque sabía las atrocidades que iban a ocurrir en Irk, ya que sabía que habían ocurrido en El Salvador”.
En El Salvador Steele entró con David Petraeus. Petraeus, que entonces era un joven mayor, visitó El Salvador en 1986 y se dice que incluso vivió en la casa de Steele.
Pero mientras Petraeus ascendía a la cima, la carrera de Steele sufrió un golpe inesperado por su implicación en el affaire “Irán-Contra”. Como piloto de helicóptero, con licencia para volar jets, dirigía el aeropuerto desde el cual los consejeros estadounidenses transferían ilegalmente armas a las guerrillas derechistas de la Contra en Nicaragua. Aunque la investigación que tuvo lugar en el Congreso acabó con las ambiciones militares de Steele, se ganó la admiración del entonces congresista Dick Cheney quien participaba en el comité y admiraba los esfuerzos de Steele para combatir a los izquierdistas en Nicaragua y El Salvador.
A finales de 1989, Cheney estuvo a cargo de la invasión estadounidense de Panamá para derrocar a su antiguo hijo predilecto, el general Manuel Noriega. Cheney escogió a Steele para que se hiciera cargo de la organización de una nueva fuerza policial en Panamá y fuera el principal contacto entre el nuevo gobierno y los militares de EE.UU.
Todd Greentree, quien trabajó en la embajada de EE.UU. en El Salvador y conocía a Steele, no se sorprendió de la forma en éste volvió a aparecer en otras zonas de conflicto. “No en vano se llamaba ‘guerra sucia’; de modo que no es ninguna sorpresa ver a individuos vinculados con ese tipo de guerra y que conocen sus pros y sus contras, reaparezcan en diferentes puntos en conflictos similares”, dice.
Una generación después, y al otro lado del mundo, la guerra de EE.UU. en Irak iba de mal en peor. Era 2004, los neoconservadores habían desmantelado el aparato del partido baasista y eso fomentó la anarquía. Un levantamiento, sobre todo suní, estaba ganando terreno y causaba grandes problemas en Faluya y Mosul. Hubo una violenta reacción contra la ocupación por EE.UU. que costaba más de 50 vidas estadounidenses al mes en 2004.
El ejército de EE.UU. se engrentaba a una insurgencia guerrillera no convencional en un país del que sabía poco. Ya se hablaba en Washington DC de la utilización de la opción salvadoreña en Irak y el hombre que podía encabezar esa estrategia ya se encontraba en el lugar.
Poco después de la invasión de marzo de 2003, Jim Steele se encontraba en Bagdad como uno de los más importantes “consultores” de la Casa Blanca, enviando informes a Rumsfeld. Sus memorandos eran tan apreciados que Rumsfeld los transmitía a George Bush y a Cheney. Rumsfeld hablaba de él en términos elogiosos. “Ayer tuvimos una discusión con el general Petraeus y hoy recibí una información de un hombre llamado Steele que ha estado allí trabajando con las fuerzas de seguridad y a decir verdad ha hecho un maravilloso trabajo como civil”.
En junio de 2004 Petraeus llegó a Bagdad con instrucciones de entrenar a una nueva fuerza policial iraquí que hiciera hincapié en la contrainsurgencia. Steele y el coronel en activo James Coffman presentaron a Petraeus un pequeño grupo endurecido de comandos policiales, muchos de ellos supervivientes del antiguo régimen, incluido el general Adnan Thabit, que fue condenado a muerte por un complot fracasado contra Sadam y le salvó la invasión estadounidense. Thabit, seleccionado por los estadounidenses para dirigir los Comandos Especiales de la Policía, estableció una estrecha relación con los nuevos consejeros. “Se convirtieron en amigos míos. Mis consejeros, James Steele y el coronel Coffman, eran de las fuerzas especiales, de modo que aproveché su experiencia… pero la persona principal con la que solía tener contacto era David Petraeus”.
Con Steele y Coffman como sus hombres de primera línea, Petraeus comenzó a canalizar dólares de un fondo multimillonario hacia lo que se convertiría en Comandos Especiales de la Policía. Según la Oficina de Contabilidad del Gobierno de EE.UU., recibieron una parte de un fondo de 8.200 millones de dólares pagados por el contribuyente estadounidense. La suma exacta que recibieron es confidencial.
Con el casi ilimitado acceso de Petraeus a dinero y armas y la experiencia en el terreno de la contrainsurgencia de Steele, el escenario estaba preparado para que los comandos emergieran como una fuerza aterradora. Un elemento adicional completó el cuadro. EE.UU. había prohibido el acceso de miembros de las violentas milicias chiíes, como la Brigada Badr y el Ejército Mahdi, a las fuerzas de seguridad, pero al llegar el verano de 2004 levantó la prohibición.
Miembros de milicias chiíes de todo el país llegaron “en masa” a Bagdad para unirse a los nuevos comandos. Eran hombres ansiosos de combatir a los suníes: muchos buscaban venganza por décadas de brutal régimen de Sadam, apoyado por los suníes, y una posibilidad de tomar represalias contra los violentos insurgentes y el terror indiscriminado de al Qaida.
Petraeus y Steele desencadenaron esa fuerza local contra la población suní, así como contra los insurgentes, sus adeptos y cualquiera que tuviera la mala idea de interponerse. Fue una contrainsurgencia clásica. Tal vez desencadenó el letal genio sectario. Las consecuencias para la sociedad iraquí fueron catastróficas. En el clímax de la guerra civil, dos años después, aparecían 3.000 cuerpos al mes en las calles de Irak, muchos de ellos víctimas civiles inocentes de la guerra sectaria.
Pero fueron las acciones de los comandos en los centros de detención las que suscitan las preguntas más inquietantes para sus patrocinadores estadounidenses. Desesperados por conseguir información, los comandos establecieron una red de centros secretos de detención a los que llevaban a los insurgentes para sacarles la información.
Los comandos utilizaban los métodos más brutales para obligar a hablar a los detenidos. No existe evidencia de que Steele o Coffman participaran en las sesiones de tortura, pero el general Muntadher al Samari, exgeneral del ejército iraquí que trabajó con EE.UU. después de la invasión para reconstruir la fuerza policial, afirma que sabían exactamente lo que estaba sucediendo y suministraban a los comandos listas de personas a las que debían arrestar. Dice que trató de detener la tortura pero que fracasó y huyó del país.
“Estábamos almorzando con el coronel Steele y el coronel Coffman, se abrió la puerta y el capitán Jabr estaba allí torturando a un prisionero. Él [la víctima] estaba colgado cabeza abajo y Steele se levantó y simplemente cerró la puerta. No dijo nada, para él era algo normal.”
Dice que había entre 13 y 14 prisiones secretas en Bagdad bajo control del Ministerio del Interior y utilizadas por los Comandos Especiales de la Policía. Afirma que Steele y Coffman tenían acceso a todas esas prisiones y que visitó una en Bagdad con ambos.
“Eran secretas, nunca declaradas. Pero los mandamases estadounidenses y la dirigencia iraquí lo sabían todo sobre esas prisiones. Las cosas que ocurrían en ellas: perforaciones, asesinatos, tortura. La peor forma de tortura que he visto en mi vida”.
Según un soldado del 69 Regimiento Blindado desplegado en Samarra en 2005, que no quiere identificarse, “Era como los nazis… como la Gestapo, básicamente. Ellos [los comandos] torturaban esencialmente a cualquiera que les pareciera sospechoso, cualquiera que supiera algo, que formara parte de la insurgencia simplemente la apoyara, y la gente lo sabía”.
The Guardian entrevistó a seis víctimas de la tortura como parte de esta investigación. Un hombre, que dice que estuvo detenido durante 20 días, dijo: “No se podía dormir. Desde la puesta del sol, comenzaban a torturarme a mí y a los demás prisioneros
“Querían confesiones. Decían: ‘Confiesa lo que has hecho’. Cuando decías: ‘No he hecho nada. ¿Queréis que confiese algo que no he hecho?’, decían ‘Sí, así lo hacemos. Los estadounidenses nos dijeron que llevemos la mayor cantidad posible de detenidos para mantenerlos atemorizados’”.
“No confesé nada, aunque me torturaron y me arrancaron las uñas de los pies”.
Neil Smith, un médico de 20 años que trabajaba en Samarra, recuerda lo que decían soldados rasos en la cantina. “Lo que se sabía perfectamente en nuestro batallón, definitivamente en nuestro pelotón, era que eran bastante violentos en sus interrogatorios. Golpeaban a la gente, les daban choques eléctricos, los apuñalaban, no sé qué más… suena como cosas bastante horribles. Si enviabas a un tipo lo iban a torturar y tal vez a violar o lo que fuera, humillado y deshumanizado por comandos especiales a fin de obtener cualquier información que desearan”.
Ahora vive en Detroit y es un cristiano renacido. Habló con The Guardian porque dijo que ahora considera un deber religioso declarar públicamente lo que vio. “No pienso que la gente en casa, en EE.UU., haya tenido la menor idea de lo que hacían los soldados estadounidenses allí, la tortura y ese tipo de cosas”.
A través de Facebook, Twitter y medios sociales The Guardian logró contactar con tres soldados que confirmaron que entregaban detenidos a los comandos especiales para que los torturasen, pero ninguno, excepto Smith, estuvo dispuesto a que lo fotografiaran.
“Si detenemos a alguien y se lo entregamos al al Ministro del Interior le colgarán de los testículos, le electrocutarán, le golpearán, le violarán con una botella de  botella de Coca Cola o algo parecido”, dijo uno de ellos.
Abandonó el ejército en septiembre de 2006. Ahora, con 28 años, trabaja con refugiados del mundo árabe en Detroit, enseñando inglés a recién llegados, incluidos iraquíes.
“Supongo que es mi manera de decir que lo siento”, dijo.
Cuando The Guardian/BBC Arabic plantearon preguntas a Petraeus sobre la tortura y su relación con Steele recibieron en respuesta una declaración de un funcionario proóximo al general en la que decía: “El historial del general (retirado) Petraeus, que incluye instrucciones a sus propios soldados… refleja su clara oposición a cualquier forma de tortura”.
“El coronel (retirado) Steele fue uno de miles de consejeros de las unidades iraquíes que trabajaban en el área de la policía iraquí. No había una frecuencia establecida de las reuniones del coronel Steele con el general Petraeus, aunque el general Petraeus lo vio en numerosas ocasiones durante el establecimiento y los despliegues iniciales de la policía especial en los que el coronel Steele jugó un papel significativo”.
Pero Peter Maass, que entonces informaba en el New York Times y entrevistó a ambos, recuerda de manera diferente la relación entre ellos: “Hable con los dos, uno sobre otro, y quedó muy claro que estaban muy cercanos en términos de su relación de comando y también en cuanto a sus planteamientos e ideología sobre lo que había que hacer. Todos sabían que era el hombre de Petraeus. Incluso el propio Steele se definía como hombre de Petraeus”.
Maass y el fotógrafo Gilles Peress obtuvieron una audiencia singular con Steele en una biblioteca convertida en centro de detención en Samarra. “Lo que oí fue a prisioneros gritando toda la noche”, dijo Peress. “Uno sabe cuándo un joven capitán estadounidense dice a sus soldados, no se acerquen, no se acerquen a esto”.
Dos hombres de Samarra que estuvieron encarcelados en la biblioteca hablaron con el equipo de investigación de The Guardian. “Nos ataban a un asador o nos colgaban del techo por las manos y nuestros hombros se descoyuntaban”, nos dijo uno de ellos. El segundo dijo: “Me aplicaron electricidad. Me colgaron del techo. Tiraban de mis orejas con tenazas, me pateaban en la cabeza, me preguntaban por mi mujer, diciendo que la llevarían al mismo lugar”.
Según Maass en una entrevista para la investigación: “El centro de interrogación era el único sitio de la mini zona verde de Samarra que no me permitieron visitar. Sin embargo, un día, Jim Steele me dijo: ‘hey, acabamos de capturar a un yihadista saudí, ¿Quere entrevistarlo?’”
“No me llevaron al área principal, a la sala principal, aunque de reojo pude ver que allí había muchos prisioneros con las manos atadas a la espalda, me condujeron a una oficina lateral a la habían llevado al saudí y había sangre real que corría por el lado del escritorio.
Peress se hace cargo de la historia: “Estábamos en una pieza de la biblioteca entrevistando a Steele, miré por ahí y vi sangre por todas partes. Él (Steele) oyó el grito del otro tipo al que torturaban mientras hablamos, había manchas de sangre en la esquina del escritorio frente a él”.
Maass dice: “Y mientras tenía lugar esa entrevista con el saudí, y Jim Steele también estaba en la pieza, oímos esos gritos terribles, alguien gritando Alá, Alá, Alá. Pero no era una especie de éxtasis religioso o algo parecido, sino gritos de dolor y terror”.
Uno de los supervivientes de la tortura recuerda que Adnan Thabit “entró a la biblioteca y dijo al capitán Dorade y al capitán Ali que fueran prudentes con los prisioneros. No descoyunten sus hombros. El motivo era que había que haceles intervenciones quirúrgicas cuando salían de la biblioteca”.
El general Muntadher huyó después de que asesinaran a dos colegas cercanos tras convocarlos al ministerio y se hallaran sus cuerpos en un vertedero. Se fue de Irak a Jordania. En menos de un mes, dice, Steele se pudo en contacto con él. Steele estaba ansioso por encontrarlo y sugirió que fuera al hotel de lujo Sheraton de Amman donde residía Steele. Se encontraron en el vestíbulo a las 8 de la tarde y Steele estuvo hablando con él durante casi dos horas.
“Me preguntaba por las prisiones. Me sorprendieron sus preguntas y le recordé que eran las mismas prisiones en las que los dos solíamos trabajar. Le recordé que una vez, cuando abrió la puerta, el coronel Jabr estaba torturando a uno de los prisioneros y él no hizo nada. Steele dijo: ‘Pero recuerdo que regañé al oficial’. Y le dije: ‘No, no lo hizo, no regañó al oficial. Ni siquiera dijo al general Adnan Thabit que ese oficial estaba cometiendo abusos de los derechos humanos con esos prisioneros’. Y guardó silencio. No hizo ningún comentario ni respondió. Me sorprendió.”
Según el general Muntadher: “Quería saber específicamente si tenía alguna información sobre él, James Steele. ¿Tenía pruebas contra él? Fotografías, documentos: cosas que demostraran que hizo cosas en Irak; cosas cuya revelación le preocupaba. Era el propósito de su visita.
“Estoy dispuesto a enfrentarme al tribunal internacional y jurar que altos oficiales como James Steele presenciaron crímenes contra los derechos humanos en Irak. No impedían que sucedieran y no castigaron a los perpetradores”.
Steele, el hombre sigue siendo un enigma. Abandonó Irak en septiembre de 2005 y desde entonces se ha dedicado a negocioa energéticos con el grupo de compañías del petrolero texano Robert Mosbacher. Hasta ahora ha permanecido donde le gustar estar, lejos de la atención de los medios. Si no fuera porque Bradley Manning filtró millones de documentos militares de EE.UU. a Wikileaks, que revelaron los presuntos abusos de EE.UU. en Irak, podría haberlo logrado. Las secuencias e imágenes de su persona son escasas. Un videoclip de solo 12 segundos aparece en una investigación de una hora en la televisión sobre su trabajo. Muestra a Steele, entonces un veterano de 58 años en Irak, dudando, incómodo cuando ve que pasa una cámara.  Se aleja del lente, mira preocupado de reojo y luego se aparta de la vista.
Una investigación de 15 meses de The Guardian y BBC Arabic revela que el coronel estadounidense retirado James Steele, veterano de las guerras por encargo de EE.UU. en El Salvador y Nicaragua, jugó un rol clave en el entrenamiento y supervisión de comandos especiales de la policía que dirigieron una red de centros de tortura en Irak. Otro veterano de las fuerzas especiales, el coronel James Coffman, trabajó con Steele y dependía directamente del general David Petraeus, a quien enviaron a Irak para organizar los servicios de seguridad iraquíes.
Entrevista completa en vídeo: http://www.guardian.co.uk/world/video/2013/mar/06/james-steele-america-iraq-video
 Equipo de investigación: Mona Mahmood, Maggie O’Kane, Chavala Madlena, Teresa Smith, Ben Ferguson, Patrick Farrelly, Guy Grandjean, Josh Strauss, Roisin Glynn, Irene Baqué, Marcus Morgan, Jake Zervudachi y Joshua Boswell

To te respondo Bergoglio

YO TE CONTESTO BERGOGLIO - Profesora María Cristina Saborido

Tal vez porque después de tanto tiempo puedo tomar distancia.
Tal vez porque después de tanto tiempo ya no siento que se subleva mi corazón y se enloquece la vena de mi garganta ante tanta desfachatez de parte tuya y de los curas que te acompañan.
Tal vez porque los años pasaron para vos y para mí y al pasar me dejaron esa desolada sensación que es extrañar.
Yo te contesto.
Y le contesto a ese solapado intento de trazar los caminos que al parecer debemos caminar para salvar el alma y vivir en un País en el que reine la concordia a partir de perdonarnos o tal vez reconciliarnos.
Despojado de la humildad que debieras mostrar por tener el culo sucio de reconciliació n has hablado
Y te planteo ¿Reconciliarnos? ¿ con quién o con quiénes?
¿Con los que comulgaban de día y asesinaban de noche?
¿Con los que nos pasaban sus sucias manos por los pechos y pezones mientras con sus lenguas nos baboseaban estando atadas y sin poder defendernos?
¿Con los que se robaban los hijos de las que parían para entregarlos a familias de milicos?
¿Con los que se burlaban de nuestras madres y las llamaban locas?
¿Con los que nos estrellaban las cabezas contra las rejas de las celdas para gozar sádicamente con los lamentos y los gritos de dolor que el hierro rompiéndonos la carne producía en nuestros cuerpos?
Te has atrevido a sermonear teniendo el alma negra y el culo sucio.
Y al hacerlo lo has hecho desde la impudicia de la inmoralidad que debiera hacerte guardar un silencio recoleto.
Porque debieras responder con el silencio al silencio que producen en mi alma la muerte de tantos compañeros que no aparecen.
30.000 compañeros no volvieron, 30.000 silencios en el silencio de ese horror que fue que la Iglesia delatara y entregara a los corderos a la muerte.
¿Por qué hablas ahora y no lo hiciste entonces?
Pudiste hacerlo... otros lo hicieron.
Vestían la sotana y andaban por las villas, fueron mis compañeros.
No regresaron.. ...
Desde este extrañar que se hizo costumbre en cada día de mis días.
Desde este llorar por las noches a escondidas.
Desde este sentir que algún día volveré a abrazarme en un abrazo con tantos compañeros que se fueron.
Desde esta convicción de saber que la Iglesia fue una mierda delatora que entregaba y señalaba.
Desde este sentimiento de resistir a tanto inmoral vestido con sotana que cree que el discurso y las palabras han de acallar los gritos que duermen en mi alma.
YO TE CONTESTO BERGOGLIO.
Y lo hago convencida que hay otros como yo que sienten lo que siento.

Teniendo el culo sucio, teniendo el alma negra y habiendo pactado con el diablo no podés venir a hablar cuando callaste.
Silencio recoleto, mea culpa y muchas oraciones que tal vez perdonen tus pecados
Porque yo que soy sobreviviente, no te perdono.
Tampoco olvido
Y menos aún me reconcilio.

Profesora María Cristina Saborido
Ex - detenida - desaparecida Pozo de Banfield/Quilmes en Julio/ 77

Algún día empezarán a respetarnos.

Papa acusdo de COMLICE de la dictadura Argentina

El nuevo Papa acusado de cómplice de la Dictadura Argentina

El argentino Jorge Bergoglio, elegido este miércoles nuevo Papa con el nombre de Francisco I, es un jesuita austero que lleva una vida discreta y cultiva el bajo perfil.

Arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia modesta de la capital argentina, hijo de un trabajador ferroviario de origen piamontés y de un ama de casa.

Egresado de la escuela secundaria como técnico químico, al cumplir 22 años se une a la Compañía de Jesús, donde estudia Humanidades y obtiene una licenciatura en Filosofía.

Tras incursionar en la docencia en el ámbito privado, comienza sus estudios de Teología para ordenarse como sacerdote en 1969.

Poco menos de cuatro años después, a los 36 años, fue designado responsable a nivel nacional de los jesuitas argentinos, cargo que ocupa a lo largo de seis años.

El futuro cardenal viaja a Friburgo, Alemania, donde obtiene su doctorado y a su regreso retoma la actividad pastoral como simple sacerdote de provincia en la ciudad de Mendoza, a 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

En mayo de 1992, Juan Pablo II lo nombra obispo auxiliar de Buenos Aires y comienza a subir aceleradamente en la jerarquía católica de la capital argentina: vicario episcopal en julio de 1992, vicario general en 1993, arzobispo coadjutor con derecho de sucesión en 1998.

Bergoglio se convierte en el primer jesuita primado de Argentina y es designado cardenal en febrero de 2001. AFP


Acusado de cómplice de la dictadura argentina

.
CINCO NUEVOS TESTIMONIOS SOBRE BERGOGLIO EN 1976

Recordando con ira

El rol del ahora cardenal Bergoglio en la desaparición de sacerdotes y el apoyo a la represión dictatorial es confirmado por cinco nuevos testimonios. Hablan un sacerdote y un ex sacerdote, una teóloga, un seglar de una fraternidad laica que denunció en el Vaticano lo que ocurría en la Argentina en 1976 y un laico que fue secuestrado junto con dos sacerdotes que no reaparecieron. La iracunda reacción de Bergoglio, quien atribuye al gobierno el escrutinio de sus actos.

Por Horacio Verbitsky

Cinco nuevos testimonios, ofrecidos en forma espontánea a raíz de la nota “Su pasado lo condena”, confirman el rol del ahora cardenal Jorge Bergoglio en la represión del gobierno militar sobre las filas de la Iglesia Católica que hoy preside, incluyendo la desaparición de sacerdotes. Quienes hablan son una teóloga que durante décadas enseñó catequesis en colegios del obispado de Morón, el ex superior de una Fraternidad sacerdotal que fue diezmada por las desapariciones forzadas, un seglar de la misma Fraternidad que denunció los casos al Vaticano, un sacerdote y un laico que fueron secuestrados y torturados.

Teóloga con minifalda
Dos meses después del golpe militar de 1976 el obispo de Morón, Miguel Raspanti, intentó proteger a los sacerdotes Orlando Yorio y Francisco Jalics porque temía que fueran secuestrados, pero Bergoglio se opuso. Así lo indica la ex profesora de catequesis en colegios de la diócesis de Morón, Marina Rubino, quien en esa época estudiaba teología en el Colegio Máximo de San Miguel, donde vivía Bergoglio. Por esa circunstancia conocía a ambos. Además había sido alumna de Yorio y Jalics y sabía del riesgo que corrían. Marina decidió dar su testimonio luego de leer la nota sobre el libro de descargo de Bergoglio.

Marina Rubino vive en Morón desde siempre. En el Colegio del Sagrado Corazón de Castelar daba catequesis a los chicos y formaba a los padres, que le parecía lo más importante. “Una vez por mes nos reuníamos con ellos. Era un trabajo hermoso. Esta experiencia duró quince años”. También dio cursos de iniciación bíblica “en todos los lugares no turísticos de la Argentina. Teníamos una publicación, con comentarios a los textos de los domingos, queríamos que las comunidades tuvieran elementos para pensar”. Desde que se jubiló da clases de telar, en centros culturales, sociedades de fomento o casas.

No quiso ingresar al seminario de Villa Devoto porque no le interesaba la formación tomista, sino la Biblia. En 1972 comenzó a estudiar Teología en la Universidad del Salvador. La carrera se cursaba en el Colegio Máximo de San Miguel. En primer año tuvo como profesor a Francisco Jalics y en segundo a Orlando Yorio. Mientras estudiaba, coordinaba la catequesis en el colegio Sagrado Corazón de Castelar, donde también estaba la religiosa francesa Léonie Duquet. “Eran tiempos difíciles. Por hacer en el colegio una opción por los pobres tomándonos en serio el Concilio Vaticano II y la reunión del CELAM en Medellín perdimos la mitad del alumnado. Pero mantuvimos esa opción y seguimos formando personas más abiertas a la realidad y al compromiso con los más necesitados sosteniendo que la fe tiene que fortalecer estas actitudes y no las contrarias.” El obispo era Miguel Raspanti, quien entonces tenía 68 años y había sido ordenado en 1957, en los últimos años del reinado de Pío XII. Era un hombre bien intencionado que hizo todos los esfuerzos por adaptarse a los cambios del Concilio, en el que participó. Después del cordobazo de 1969 repudió las estructuras injustas del capitalismo e instó al compromiso con “la liberación de nuestros hermanos necesitados”. Pero el problema más grave que pudo identificar en Morón fue el aumento de los impuestos al pequeño comerciante y el propietario de la clase media. “Muchas veces hubo que discutir y sostener estas opciones en el obispado y monseñor Raspanti solía terminar las entrevistas diciéndonos que si creíamos que había que hacer tal o cual cosa, si estábamos convencidos, él nos apoyaba”, recuerda Marina. Sus palabras son seguidas con atención por su esposo, Pepe Godino, un ex cura de Santa María, Córdoba, que integró el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo.

Marina cursaba teología en San Miguel de 8.30 a 12.30. No le habían dado la beca porque era mujer, pero como era la coordinadora de catequesis en un colegio del obispado, Raspanti intercedió y obtuvo que una entidad alemana se hiciera cargo del costo de sus estudios. Tampoco le quisieron dar el título cuando se recibió, en 1977. El director del teologado, José Luis Lazzarini, le dijo que había un problema, que no se habían dado cuenta de que era mujer. Marina partió en busca de quien la había recibido al ingresar, el jesuita Víctor Marangoni:

–Cuando me viste por primera vez, ¿te diste cuenta o no de que era mujer?

–Sí, claro, ¿por qué? –respondió azorado el vicerrector ante esa tromba en minifalda.

–Porque Lazzarini no me quiere dar el título.

Marangoni se encargó de reparar ese absurdo. Marina tiene su título pero nunca se realizó la entrega oficial.

La desprotección

Un mediodía, al salir de sus cursos, “lo encuentro a monseñor Raspanti parado en el hall de entrada, solo. No sé por qué lo tenían allí esperando. Estaba muy silencioso, le pregunté si esperaba a alguien y me dijo que sí, que al padre provincial Bergoglio. Tenía el rostro demudado, pálido, creí que estaba descompuesto. Lo saludé, le pregunté si se sentía bien, y lo invité a pasar a un saloncito de los que había junto al hall”.

–No, no me siento mal, pero estoy muy preocupado –le respondió Raspanti.

Marina dice que tiene una memoria fotográfica de aquel día. Habla con voz calma pero se advierte el apasionamiento en sus ojos grandes y expresivos. Pepe la mira con ternura.

“Me impresionó verlo solo a Raspanti, que siempre iba con su secretario”, dice. Marina sabía que sus profesores Jalics y Yorio y un tercer jesuita que trabajaba con ella en el colegio de Castelar, Luis Dourron, habían pedido pasar a la diócesis de Morón. Yorio, Jalics, Dourron y Enrique Rastellini, que también era jesuita, vivían en comunidad desde 1970, primero en Ituzaingó y luego en el Barrio Rivadavia, junto a la Gran Villa del Bajo Flores, con conocimiento y aprobación de los sucesivos provinciales de la Compañía de Jesús, Ricardo Dick O’Farrell y Bergoglio. “Le dije que Orlando y Francisco habían sido profesores míos y que Luis trabajaba con nosotros en la diócesis, que eran intachables, que no dudara en recibirlos. Todos estábamos pendientes de que pudieran venir a Morón. Ninguno de los que conocíamos la situación nos oponíamos. Raspanti me dijo que de eso venía a hablar con Bergoglio. A Luis ya lo había recibido, pero necesitaba una carta en la que Bergoglio autorizara el pase de Yorio y Jalics.”

Marina entendió que era una simple formalidad, pero Raspanti le aclaró que la situación era más complicada. “Con las malas referencias que Bergoglio le había mandado él no podía recibirlos en la diócesis. Estaba muy angustiado porque en ese momento Orlando y Francisco no dependían de ninguna autoridad eclesiástica y, me dijo:

–No puedo dejar a dos sacerdotes en esa situación ni puedo recibirlos con el informe que me mandó. Vengo a pedirle que simplemente los autorice y que retire ese informe que decía cosas muy graves.

Cualquiera que ayudara a pensar era guerrillero, comenta Marina. Acompañó a su obispo hasta que Bergoglio lo recibió y luego se fue. Al salir vio que tampoco estaba en el estacionamiento el auto de Raspanti. “Debe haber venido en colectivo, para que nadie lo siguiera. Quería que la cosa quedara entre ellos dos. Estaba haciendo lo imposible por darles resguardo.”

La teóloga agrega que le impresionó la angustia de Raspanti, “que si bien no podía ser calificado de obispo progresista, siempre nos defendió, defendió a los curas cuestionados de la diócesis, se llevaba a dormir a la casa episcopal a los que corrían más riesgo y nunca nos prohibió hacer o decir algo que consideráramos fruto de nuestro compromiso cristiano. Como buen salesiano se portaba como una gallina clueca con sus curas y sus laicos, cobijaba, cuidaba aunque no estuviera de acuerdo. Eran puntos de vista distintos, pero él sabía escuchar y aceptaba muchas cosas”. Uno de esos curas es Luis Piguillem, quien había sido amenazado. Regresaba en bicicleta cuando se topó con un cordón policial que impedía el paso. Insistió en que quería pasar, porque su casa estaba en el barrio y un policía le dijo:

–Vas a tener que esperar porque estamos haciendo un operativo en la casa del cura.

Piguillem dio vuelta con su bicicleta y se alejó sin mirar hacia atrás. De allí fue al obispado de Morón, donde Raspanti le dio refugio. Los militares dijeron que se había escondido bajo las polleras del obispo. Pero no se atrevieron a buscarlo allí.

–¿Raspanti era consciente del riesgo que corrían Yorio y Jalics?

–Sí. Dijo que tenía miedo de que desaparecieran. No pueden quedar dos sacerdotes en el aire, sin un responsable jerárquico. Pocos días después supimos que se los habían llevado.


De Córdoba a Cleveland

Otro testimonio recogido a raíz de la publicación del domingo es el del sacerdote Alejandro Dausa, quien el martes 3 de agosto de 1976 fue secuestrado en Córdoba, cuando era seminarista de la Orden de los Misioneros de Nuestra Señora de La Salette. Luego de seis meses en los que fue torturado por la policía cordobesa en el Departamento de Inteligencia D2 pudo viajar a Estados Unidos, adonde ya había llegado el responsable del seminario, el sacerdote estadounidense James Weeks, por quien se interesó el gobierno de su país. Este año se realizará en Córdoba el juicio por aquel episodio, cuyo principal responsable es el general Luciano Menéndez. Ahora Dausa vive en Bolivia y cuenta que tanto Yorio como Jalics le dijeron que Bergoglio los había entregado.

Al llegar a Estados Unidos supo por organismos de derechos humanos que Jalics se encontraba en Cleveland, en casa de una hermana. Dausa y los otros seminaristas, que estaban iniciando el noviciado, lo invitaron a dirigir dos retiros espirituales. Ambos se realizaron en 1977, uno en Altamont (estado de Nueva York) y otro en Ipswich (Massachusetts). Recuerda Dausa: “Como es natural, conversamos sobre los secuestros respectivos, detalles, características, antecedentes, señales previas, personas involucradas, etc. En esas conversaciones nos indicó que los había entregado o denunciado Bergoglio”.

En la década siguiente, Dausa trabajaba como cura en Bolivia y participaba de los retiros anuales de La Salette en Argentina. En uno de ellos los organizadores invitaron a Orlando Yorio, que para esa época trabajaba en Quilmes. “El retiro fue en Carlos Paz, Córdoba, y también en ese caso conversamos sobre la experiencia del secuestro. Orlando indicó lo mismo que Jalics sobre la responsabilidad de Bergoglio.”


Los asuncionistas

Yorio y Jalics fueron secuestrados el 23 de mayo de 1976 y conducidos a la ESMA, donde los interrogó un especialista en asuntos eclesiásticos que conocía la obra teológica de Yorio. En uno de los interrogatorios le preguntó por los seminaristas asuncionistas Carlos Antonio Di Pietro y Raúl Eduardo Rodríguez. Ambos eran compañeros de Marina Rubino en el Teologado de San Miguel y desarrollaban trabajo social en el barrio popular La Manuelita, de San Miguel, donde vivían y atendían la capilla Jesús Obrero. De allí fueron secuestrados diez días después que los dos jesuitas, el 4 de junio de 1976, y llevados a la misma casa operativa que Yorio y Jalics. A media mañana Di Pietro llamó por teléfono al superior asuncionista Roberto Favre y le preguntó por el sacerdote Jorge Adur, que vivía con ellos en La Manuelita.

–Recibimos un telegrama para él y se lo tenemos que entregar –dijo.

De ese modo, consiguió que la Orden se pusiera en movimiento. El superior Roberto Favre presentó un recurso de hábeas corpus, que no obtuvo respuesta. Adur logró salir del país, con ayuda del nuncio Pio Laghi, y se exilió en Francia. Volvió en forma clandestina en 1980, convertido en capellán del autodenominado “Ejército Montonero” y fue detenido-desaparecido en el trayecto a Brasil, donde procuraba entrevistarse con el papa Juan Pablo II. El mismo camino del exilio siguió uno de los detenidos en la razzia del barrio La Manuelita, el entonces estudiante de medicina y hoy médico Lorenzo Riquelme. Cuando recuperó su libertad la Fraternidad de los Hermanitos del Evangelio le dio hospitalidad en su casa porteña de la calle Malabia. En comunicaciones desde Francia con quien era entonces el superior de los Hermanitos del Evangelio, Patrick Rice, Riquelme dijo que quien lo denunció fue un jesuita del Colegio de San Miguel, quien era a la vez capellán del Ejército. Está convencido de que ese sacerdote presenció las torturas que le aplicaron, cree que en Campo de Mayo.


El ablande

También como consecuencia de la nota del domingo aceptó narrar su conocimiento del caso un fundador de la Fraternidad seglar de los Hermanitos del Evangelio Charles de Foucauld, Roberto Scordato. Entre fines de octubre y principios de noviembre de 1976, Scordato se reunió en Roma con el cardenal Eduardo Pironio, quien era prefecto de la Congregación vaticana para los religiosos, y le comunicó el nombre y apellido de un sacerdote de la comunidad jesuita de San Miguel que participaba en las sesiones de tortura en Campo de Mayo con el rol de “ablandar espiritualmente” a los detenidos. Scordato le pidió que lo transmitiera al superior general Pedro Arrupe pero ignora el resultado de su gestión, si tuvo alguno. Consultado para esta nota Rice, quien también fue secuestrado y torturado ese año, dijo que eso no hubiera sido posible sin la aprobación del padre provincial. Rice y Scordato creen que ese jesuita se apellidaba González pero a 34 años de distancia no lo recuerdan con certeza.


Iracundia

Como cada vez que su pasado lo alcanza, Bergoglio atribuye la divulgación de sus actos al gobierno nacional. Esta semana reaccionó con furia, durante la homilía que pronunció en una misa para estudiantes. En lo que su vocero describió como “un mensaje al poder político”, dijo que “no tenemos derecho a cambiarle la identidad y la orientación a la Patria”, sino “proyectarla hacia el futuro en una utopía que sea continuidad con lo que nos fue dado”, que los chicos no tienen otro horizonte que comprar un papelito de merca en la esquina de la escuela y que los dirigentes procuran trepar, abultar la caja y promover a los amigos. Con este ánimo iracundo inaugurará mañana en San Miguel la primera asamblea plenaria del Episcopado de 2010. 
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-144092-2010-04-18.html

*************************************************************************************

Entrevista con Alejo Ramos Padilla, representante legal de un grupos de Abuelas de Plaza de Mayo, sobre la citación judicial al cardenal Jorge Bergoglio en la causa sobre el plan sistemático del robo de bebés durante la dictadura. Emitido por Visión Siete, noticiero de la TV Pública argentina, el martes 10 de mayo de 2011. http://www.tvpublica.com.ar

martes, 12 de marzo de 2013

NIL NIKANDROV / Venezuela después de Chávez | CONTRAINJERENCIA


NIL NIKANDROV / Venezuela después de Chávez

chavez_maduro-d6f50
NIL NIKANDROV/VOLTAIRENET.ORG  – El líder de Venezuela se ha ido a los 58 años de edad. No tuvo tiempo suficiente para cumplir ni siquiera con la mitad de sus planes. Hombre de acción que ha dado el ejemplo a las fuerzas de izquierda del continente. Con certeza su deceso retardará, quizás temporalmente, las reformas que en el hemisferio occidental se asocian con su nombre.
Viajando una vez más hacia Cuba para una nueva operación en el mes de diciembre del 2012, instó a sus colaboradores a permanecer unidos. Unidos dijo, repitiendo a propósito la palabra tres veces. Porque es la unidad lo que puede garantizar la continuidad de su derrotero político y derrotar históricamente a las fuerzas dirigidas por el imperio estadounidense.
A menudo se referían a él como el Libertador del siglo XXI y lo comparaban con Simón Bolívar, quien luchó contra el yugo colonialista español. Chávez hizo mucho por liberar a Venezuela de la dependencia política y económica de Estados Unidos. La industria petrolera fue nacionalizada, el proceso de integración de América Latina se aceleró. La significación histórica de Chávez se irá haciendo cada vez más marcada con el paso del tiempo.
El hecho que el presidente Obama ofreciera sus condolencias a Venezuela con motivo del fallecimiento de Chávez y expresara la esperanza de hacer una constructiva relación bilateral, fue percibido por muchos como una señal a la dirección política bolivariana. Cuando Obama habla de cooperación es porque no está interesado en la confrontación. De tal modo que Caracas no debe rechazar un apretón de manos. Es tiempo de dialogar, de interactuar y de reducir las tensiones.
Pero el ostentoso pacifismo de Obama camina junto a la euforia vengativa que reina en Washington. Estos sentimientos que prevalecen en los círculos del establishment estadounidense, resultan evidentes: ¡por fin el odioso caudillo se ha ido! Las causas de su muerte están todavía por ser aclaradas, pero han despejado el camino para nuevas acciones subversivas en Venezuela, por ejemplo, el desarrollo de contactos con los opositores de Nicolás Maduro, el hombre que Chávez nominó como su sucesor. La meta principal de los servicios estadounidenses es introducir una baza de discordia entre los dirigentes políticos venezolanos, desestabilizar la situación, apuntalar a la oposición –especialmente a su ala más radical—y hacer que busque la revancha.
La nota pacifista en las palabras de condolencia de Washington no son otra cosa que la cortina de humo de una operación multifacética que apunta a separar del poder a los «sucesores de Chávez». Todo lo demás no es otra cosa que palabras vacías. El castigo público a un país gobernado por un «régimen populista» es desde hace mucho tiempo una idea fija en algunos círculos de la alta dirección política de Estados Unidos. Ellos creen que ha llegado el momento adecuado para lanzar ataques exploratorios con vistas a poner a prueba la estabilidad del régimen bolivariano. Las próximas elecciones brindarán perspectivas prometedoras. La oposición tendría una oportunidad de asumir la iniciativa. Todas las encuestas señalan que Nicolás Maduro aventaja a Capriles Radonsky por un 15 o 20%. Capriles perdió frente a Chávez en octubre del año pasado. Pero los que mueven los hilos desde Washington no juegan limpiamente.
Será una lucha muy dura. Habrá sabotajes, provocaciones, subversión, asesinatos políticos –tal como en el amor, todo estará permitido en esta guerra. Cualquier cosa con tal de alcanzar la meta. Si Maduro resulta un claro ganador en la carrera, entonces ellos recurrirán a la agitación en las ciudades, bloquearán las vías de transporte, provocarán enfrentamientos y luego harán una alharaca por «las víctimas de la represión del gobierno». El empleo de la fuerza para acceder al poder no está excluido. Ellos podrían tratar de hacerlo con la ayuda de mercenarios y unidades de operaciones especiales extranjeras. Semejantes escenarios ya se han presentado en la historia contemporánea de Venezuela. La otra opción sería actuar durante el conteo de los votos. Los medios de prensa y los activistas pro estadounidenses difundirán el embuste del «fraude masivo» destinado –según ellos– a hacer que Maduro gane. Tales acusaciones han acompañado todas las campañas en las que Chávez ganó, pero que ganó por un amplio margen. Ahora, ¿Podrá hacerlo Maduro?
JPEG - 36.5 KB
En la tarde del 5 de marzo de 2013, el vicepresidente de Venezuela Nicolás Maduro anuncia el deceso del presidente Hugo Chávez, desde el Hospital Militar de Caracas. Miembros del gabinete y del Alto Mando militar acompañan al vicepresidente.
Es evidente que la dirección bolivariana cuenta con el apoyo de aliados y amigos. Ya ha sido demostrado por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), por la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), entre otras instancias. Nicolás Maduro necesita mucho el apoyo de China, Brasil y Rusia, países con los cuales Chávez contó al tomar decisiones de política internacional. La delegación rusa al funeral de Chávez está encabezada por Igor Sechin, presidente ejecutivo de Rosneft, quien ha hecho mucho en pro de las relaciones de Venezuela y Rusia. La delegación rusa también incluye a Denis Manturov, ministro de Industria y Comercio de la Federación Rusa, y a Sergei Chemezov, director general de la Corporación Tecnológica Estatal de Rusia. La composición de la delegación indica que la visita no tiene un simple carácter representativo.
La delegación tiene por meta impedir el desarrollo de eventos que, según el plan desestabilizador de Washington, puedan impedir cualquier apoyo a Nicolás Maduro. Los medios de prensa liberales ya están pronosticando que Rusia sufriría grandes pérdidas materiales y financieras en Venezuela. Ellos plantean sus pronósticos con un tinte artificialmente dramático: Estados Unidos conseguirá lo que quiere y las inversiones rusas en la Faja Petrolífera del Orinoco y otras áreas de Venezuela se perderían y el cuantioso préstamo para la adquisición de armamento ruso se evaporaría en el aire.
Una llegada de la oposición al poder en Caracas barrería con todos aquellos que no cuentan con el beneplácito de Washington, como los chinos, los rusos, los brasileños…
Esta fea perspectiva es percibida por gente que solo cree en una sola manera de hacer política: la de ofrecerle más dinero al sucesor de Chávez que resulte ganador. Pero Chávez ha formado cabalmente un equipo idóneo, de manera que aunque los tiempos sean duros, no habrá desertores en las filas de aquellos que luchan por la victoria de la Revolución Bolivariana.
Traducción
Sergio R. Anacona
Fuente
Strategic Culture Foundation (Russia)
 
NIL NIKANDROV / Venezuela después de Chávez | CONTRAINJERENCIA

imagen del contenido Peligra condena en caso Julio Castro por fallo de la Suprema Corte

LA CIEGA

Peligra condena en caso Julio Castro por fallo de la Suprema Corte

12.03.2013

MONTEVIDEO (Uypress) - El policía Ricardo Zabala, procesado en la causa por el asesinato del maestro y periodista Julio Castro, ocurrido durante la dictadura uruguaya (1973-1985), podría pedir su excarcelación ante un nuevo fallo de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) que volvió a declarar inconstitucional la ley 18.831 en este caso.

El adelanto de la sentencia de la SCJ fue difundida este martes por El Observador, confirmada por fuentes judiciales a ese medio. Esta sería la segunda vez que el máximo tribunal declara inconstitucional la Ley interpretativa de la Ley de Caducidad; la primera fue el pasado 22 de febrero.
Zabala fue procesado con la ley 18.831 en vigencia, que pretendía determinar que los delitos cometidos durante la dictadura no prescriben, siendo interpretados como de lesa humanidad. Dicha ley había sido mencionada en el procesamiento por el juez Juan Carlos Fernández Lecchini.
El ex policía está acusado de asesinar a Castro, secuestrado, sometido a torturas y detenido de manera clandestina en el centro conocido como 'la casa de Millán' (Millán 4269, Montevideo), donde falleció el 3 de agosto de 1977.
Los restos del maestro fueron hallados en un predio del Batallón 14 en Toledo en octubre de 2011 e identificados como tal el 1° de diciembre del mismo año, confirmado por el Poder Ejecutivo. El cráneo de Castro presentaba un orificio de bala, lo que permite hablar de asesinato, superando el hecho de haber muerto como consecuencia de las torturas.
Zabala reconoció en la Justicia que secuestró a Castro en las calles Francisco Llambí y avenida Rivera, y fue procesado como cómplice en el caso.
En cuanto se publique el nuevo fallo de incontitucionalidad de la SCJ, la abogada del procesado, Graciela Figueroa, planteará la excarcelación del policía.

ac
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 


imagen del contenido Declaran militares denunciados en causa de 28 mujeres víctimas de la dictadura
Algunas denunciantes. Crédito: SDR

EN LA BALANZA

Declaran militares denunciados en causa de 28 mujeres víctimas de la dictadura

12.03.2013

MONTEVIDEO (Uypress) - La magistrada Julia Staricco llamó a declarar a ocho ex militares denunciados por delitos de tortura y violencia sexual en una causa colectiva realizada por 28 ex presas políticas en octubre de 2011.

Las audiencias comienzan este martes 12 y se extienden, al menos, hasta el 4 de abril. Entre los acusados se encuentran José Gavazzo y Jorge 'Pajarito' Silveira.
El martes declara Julio Litovsky; el 13, Hector Lascano; el 14, Asencio Lucero y el 15, Orosman Pereyra. En abril será el turno de Silveira (el 1° de ese mes); Ariel Ubillos, el 2; Gavazzo, el 3 y Gilberto Vázquez, el 4.
Representadas por el abogado Federico Álvarez Petraglia, 28 mujeres denunciaron hace un año y medio haber sufrido 'delitos sexuales y torturas' de manera sistemática por agentes estatales, hombres y mujeres, 'contra las mujeres detenidas por motivos político-ideológicos', en unidades militares como el Penal de Punta de Rieles, el centro clandestino de detención '300 Carlos', el Regimiento de Caballería Nº 9, el Establecimiento La Tablada y el Batallón de Infantería Nº 5 de Mercedes, entre otros.
En la denuncia se detalla que: 'Los denunciados tuvieron activa participación durante la detención y prisión de las denunciantes en los distintos establecimientos carcelarios, siendo todos ellos responsables directos e indirectos, por acción u omisión, de la comisión de delitos calificados como de lesa humanidad cometidos en forma sistemática y planificada consistentes en delitos sexuales y torturas, afectando su integridad física y mental y su derecho a la dignidad'.
El abogado anunció que estos ex oficiales serán 'los primeros' llamados a declarar. La presentación colectiva de casos es la primera en Uruguay que denuncia los delitos sexuales como delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura uruguaya (1973-1985).
En este sentido, en diversos tribunales argentinos ya se sentó jurisprudencia entenidendo que la violación sexual es un delito imprescriptible porque fue cometido de manera sistemática por los condenados en causas de violaciones a los derechos humanos durante los regímenes militares.
Cabe destacar que la jueza Staricco señaló a El Observador que llamará a declarar a los oficiales,a pesar del fallo de inconstitucionalidad de la ley 18.831, porque esa decisión de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) 'rige para el caso concreto y en esta denuncia ninguno de los denunciados presentó recurso de inconstitucionalidad'.

ac
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


imagen del contenido DDHH: Declaran ex integrantes de la Dirección de Inteligencia
Crédito: Iguales y punto

JUSTICIA

DDHH: Declaran ex integrantes de la Dirección de Inteligencia

11.03.2013

MONTEVIDEO (Uypress) - Desde el mediodía de este lunes 11 comienzan las audiencias donde declaran ex integrantes de la Dirección de Inteligencia, acusados por delitos de lesa humanidad en la denuncia presentada por más de 40 militantes comunistas, representados por el abogado Pablo Chargoñia.

La citación a declarar ocurre tras el fallo de inconstitucionalidad de algunos artículos de la ley 18.831 emitido por la Suprema Corte de Justicia (SCJ) hace poco más de tres semanas; lo que ha representado una esperanza para el colectivo de denunciantes, a pesar de la decisión de la SCJ
Esta decisión suponía la complejidad de avanzar en las causas de violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura (1973-1985), sin embargo, los representantes legales de las y los denunciantes harán uso del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso Gelman, además de ateñirse a las Convenciones de derecho internacional a las que adhirió Uruguay.
'La denuncia se ampara en el Derecho Internacional Humanitario y no en la Ley 18.831, por lo que nos basamos en que la tortura es un crimen de lesa humanidad y por lo tanto no prescribe', declaró Rafael Sanseviero, uno de los denunciantes, a La Diaria.
Los citados a declarar son el Inspector principal (R) Eduardo Tellechea Martìnez; José Luis Tellechea; Inspector Mayor (R) José Lemos Pintos; los Agentes Julio César Cuello, Ernesto Cativa Bresciano, Adolfo Pressa Marquez, Jorge "Charleta" Gundelzoph, Roberto Cuello y Ruben "Cacho" Bronzini Pirez; los Comisarios Benítez, Boris Torres Ramírez, Ariel Ricci Cabeza y José Luis Piñatares; el Capitán de Coraceros Ricado Medina Blanco (recluído a disposición del Juzgado Penal 19°).
También se libró un oficio al Sindicato Médico del Uruguay (SMU) pidiendo información sobre los profesionales 'Dr. Salomón Cizin y Dr. Kowin' para saber 'si ambos integran sus registros, en caso afirmativo, sus antecedentes y si, oportunamente, fueron sometidos a Tribunales de Etica' debiendo remitir 'testimonios de las actuaciones que obraran en sus archivos'.
A estos exagentes de Inteligencia se los acusa de utilizar la tortura como una 'práctica metódica', además de privación de libertad, atentado a la libertad personal cometido por funcionarios públicos encargados de una cárcel, abuso de autoridad contra los detenidos, pesquisa, violencia privada, amenazas, lesiones personales, violación y atentado violento al pudor, cometidos a ex militantes comunistas en el centro de detención de la calle maldonado, durante 1974 y 1983.
La causa se encuentra en estado de presumario y las audiencias continúan el 13, 14, 18 y 20 de marzo.
ac
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Lanzan campaña mediática para apertura de causas de DDHH -- uy.press / Agencia uruguaya de noticias



imagen del contenido Lanzan campaña mediática para apertura de causas de DDHH
Crédito: Nunca más Qué

MEMORIA REGISTRADA

Lanzan campaña mediática para apertura de causas de DDHH

11.03.2013

MONTEVIDEO (Uypress) - La agrupación HIJOS (de desaparecidos) Uruguay difundió este lunes una campaña mediática para pedir la apertura de todas las causas por delitos de lesa humanidad, bajo la consigna '¿Nunca más qué?', junto al Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).

Este centro se suma al trabajo del Proyecto de Defensa en los Nuevos Medios (N-Map) con el objetivo de dar a conocer la historia de distintas víctimas de la dictadura cívico-militar uruguaya y contribuir a que se reabran y se obtenga justicia por los casos relacionados con los crímenes cometidos durante ese régimen de facto.
Entre las historias, se cuentan las de Sandra Pelúa y Valentín Enseñat, ambos hijos de desaparecidos uruguayos, quienes se manifestaron preocupados por el traslado de la jueza Mariana Mota de la justicia penal a lo civil, y el fallo de inconstitucionalidad de la ley 18.831.
'Después de más de treinta años, la impunidad tiene que convertirse en parte del pasado', sostienen en la convocatoria, donde se invita a reproducir y compartir el video en las redes sociales (por Twiter con el hashtagg #NuncaMasQue y en el Facebook poniendo 'Me gusta' en la página ¿Nunca Más Qué?); escribiendo la pregunta al Presidente José Mujica y a lo legisladores 'sobre la necesidad de reabrir los casos relacionados a crímenes de la dictadura (1973-1985) y llevar verdad y justicia a Uruguay', traduciendo el video a otros idiomas (ya está en inglés, español y portugués).
El lanzamiento lanzamiento oficial del video en Uruguay será en Montevideo el 3 de abril para conmemorar el primer año desde que el Estado asumió su responsabilidad frente a los uruguayos.
La Directora Ejecutiva de CEJIL, Viviana Krsticevic, expresó: 'Ojalá que estos videos contribuyan al proceso de diálogo abierto desde hace varios años en Uruguay y a la reapertura de casos por las graves violaciones cometidas bajo la dictadura', remarcando que todavía 'quedan todavía miles de historias por contar'.
Por su parte, Abby Goldberg, Directora de Proyectos de N-Map, declaró: 'Espero que estos videos sirvan para reforzar la voz de todos los y las que claman por la justicia y la verdad en el Uruguay y transmitan un mensaje en contra de la impunidad'.
El primer video, titulado '¿Nunca más qué?' (2 ´27) busca, por medio de testimonios de familiares y víctimas, 'sensibilizar a las y los uruguayos respecto a la relevancia e importancia de alcanzar la justicia'.
El segundo video llamado 'Romper el Muro de la Impunidad' dura 11 minutos y, según sus realizadores, ofrece además un análisis de los obstáculos a la justicia y verdad en el Uruguay de hoy e incluye entrevistas con políticos, académicos y periodistas.
Los videos 'pretenden fomentar la aplicación de las garantías de derechos humanos para las víctimas y su derecho a la verdad y la justicia', y serán difundidos en la televisión, radios uruguayas y redes sociales, detallaron en el comunicado de difusión.


Lanzan campaña mediática para apertura de causas de DDHH -- uy.press / Agencia uruguaya de noticias

Encuesta

Encuesta Cifra: Mujica logra 53% de la simpatía de los uruguayos y el 47% está de acuerdo con su acción de gobierno

El presidente José Mujica obtuvo en febrero el 53% de la simpatía de los uruguayos, mientras que el 47% se manifestó de acuerdo con su acción al frente del gobierno, según una encuesta difundida este lunes por la consultora Cifra.


Martes 12 de marzo de 2013 | 02:50
 

El sociólogo Luis Eduardo González, director de Cifra, presentó este lunes en Telemundo 12 la última encuesta correspondiente a febrero, sobre la simpatía que concita el Presidente Mujica en la ciudadanía y sobre la aprobación de su gobierno.
Según la encuesta el mandatario mejoró su imagen personal y de gestión. El 53% de los uruguayos manifestó simpatía por el mandatario, y un 47% expresó que está de acuerdo con su accionar al frente del gobierno.
De esta manera, Mijica obtiene el mismo porcentaje de simpatías que el anterior presidente, Tabaré Vázquez, durante el mismo período de gestión, aunque es menor la aprobación de su gobierno.

Mejoras

González expresó que “en los últimos meses aumentó del 50% al 53% la simpatía que genera Mujica, y también la aprobación de su gestión que pasó del 40 al 47%”.
El politólogo aseguró que Mujica “ha venido mejorando” en el corto plazo. Aunque aclaró que ambos guarismos, tanto simpatía como aprobación de gestión, presentaron “altibajos desde el inicio de su administración”, instancia en la que se ubicaban en el 66%. González dijo que “tampoco está mal a mediano plazo”.
En comparación con resultados que obtuvo Tabaré Vázquez, a la misma altura de su mandato, los resultados son dispares, dijo. Recordó que en aquel momento, “el 55% de los uruguayos manifestaba su simpatía por el mandatario, y el 21% antipatía. Al día de hoy, Mujica reúne el 53% de las simpatías, y el 21% de antipatías.
Por su parte, Vázquez alcanzaba “mejores resultados en cuanto a su gestión, ya que el 56% la aprobaba y el 21% la desaprobaba. Mientras que  gobierno de Mujica es aprobado por el 47% de la ciudadanía y desaprobado por el 30%.

Diario La Republica

Contribuyentes