sábado, 10 de enero de 2015

Ante los dichos del Gral Purtscher comparto y me soliradiso con la fiscal Mirtha Guianze ,haciendo mía la carta del Proyecto Miramar ,a la vez que repudio todo lo dicho por el militar defensor del violador de DDHH y Asesino Dalmao
                                             Ruben Cesar Suarez-
--------

Caso Dalmao: Solidaridad con Mirtha Guianze
08.01.2015
MONTEVIDEO (Uypress) — Este jueves, el general Wile Purtscher publicó una carta en el semanario Búsqueda donde pide “venganza” por la muerte del Gral. Dalmao y lanza severas acusaciones contra la Dra. Guianze. La Red Proyecto Miramar emitió una nota donde se solidariza con la presidenta de la Institución de Derechos Humanos.



Este jueves, el ámbito político se vio sacudido por la carta del Gral. Wile Purtscher aparecida en el semanario Búsqueda, en la cual intenta reivindicar el accionar del Gral. Dalmao, recientemente fallecido, que se encontraba condenado por el asesinato de la joven comunista Nibia Sabalsagaray, ocurrido en 1974 en ocasión de haber sido detenida por la dictadura y sometido a torturas.

Purtscher, que manifestó en su carta "ahora soy yo el que quiero venganza" y anunció que "esta llegará por algún medio", lanzó además -en medio del más absoluto mutismo oficial- duras acusaciones contra la Dra. Mirtha Guianze, actual presidenta de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, que se desempeñara como fiscal en el caso que culminara con la condena de Dalmao. "La fiscal actuante (por Mirtha Guianze) hoy es presidenta de ese mamarracho de Comisión de DDHH, donde recibe un suculento sueldo, más que el de fiscal y el decadente, venal e inmoral juez (Rolando Vomero), ahora es miembro del Tribunal de Apelaciones en lo Penal, bien pago por los deberes bien cumplidos", afirmó el ex militar.



Frente a ello, el Proyecto Miramar, una de las redes integrantes de las Redes Frenteamplistas, emitió una declaración que transcribimos íntegra a continuación:


Querida Mirtha:

Hace muchos años que deberíamos haberte escrito estas líneas. Tu actuación en la Justicia uruguaya como fiscal, durante tantos años, ha sido un ejemplo de probidad, celo, conocimiento y compromiso con la mejor tradición en la materia.

Pero no sería completo si no se agregara el reconocimiento a tu valentía y honestidad para enfrentar las causas más duras vinculadas al terrorismo de Estado. Haber soportado la presión que desde las sombras ejercen, aun hoy, los partícipes del régimen cívico-militar, sus medios amigos desde aquella época, y los amigos actuales, que a pesar de haber sido humillados, insultados, proscriptos y demás en aquellos años, luego han sido solícitos en su defensa con leyes -cuando eran mayoría-, artículos, libros y discursos.

La campaña de reivindicación del Gral. Dalmao, procesado por el asesinato de Nibia Sabalsagaray el 29 de junio de 1974, amerita muchas aclaraciones en honor a la verdad y la Justicia. Claro que no en tu caso, pero si para tanta gente honesta que solo oye la cantinela reaccionaria y malintencionada. Con un mínimo esfuerzo hemos podido averiguar algunas cosas que muchos periodistas, políticos, militares y opinólogos no conocen, ocultan o deforman.

Entre otras:

1) En la situación judicial en la que murió Dalmao -condenado a 28 años de penitenciaría- intervinieron SIETE MAGISTRADOS: tu, la fiscal que pidió su procesamiento, el juez Vomero que lo procesó, el Tribunal de Apelaciones (tres jueces) que por unanimidad confirmó el procesamiento, el fiscal Carlos Negro que pidió la condena de 28 años, la juez Dolores Sánchez que lo condenó a esa pena, y ahora el expediente estaba en apelación. Los siete jueces y fiscales actuantes siempre dictaminaron y fallaron en una misma dirección.

2) Dalmao en 1974 no era un simple alférez inexperiente. Era el único oficial S2 en la unidad, es decir el único oficial operativo de inteligencia militar, ya que su jefe inmediato el Capitán Segnini estaba sancionado y separado de su cargo. Además, Dalmao el año anterior (1973) había hecho un curso de contrainsurgencia en Panamá, lo cual surge de su propio legajo, por lo que era "experto" en "interrogatorios".

Sobraron las pruebas y, si algo faltó en ese juicio, fueron detalles que Dalmao y otros participantes del asesinato no confesaron con la cobardía característica de los torturadores y el pacto de omertá que mantienen hasta hoy. En este caso no ocurrió como en la gran mayoría de los pendientes, en que aún no sabemos casi nada, salvo los tozudos hechos: están los muertos y los desaparecidos pero no los responsables.

Entonces, ¿por qué tratan de acusarte de corrupta o poseedora de una manía persecutoria infundada? Todos lo sabemos: has perforado el muro de la impunidad.

Gracias Mirtha, tu ejemplo en la judicatura uruguaya hizo historia. Tu labor limpia y transparente, tu amor a la Justicia y tu compromiso con ella y, por ende, con los derechos humanos de ayer y de hoy, son un precioso legado que has dejado. Gracias por estar en la INDDHH; nos da garantías y confianza en nuestras instituciones para seguir bregando por Verdad, Justicia, Memoria y Reparación y el cuidado más delicado y atento sobre nuestra actualidad.

Que tus 70 años lleguen rodeados del cariño y reconocimiento que merecés por esta vida plena de compromiso con nuestra sociedad.

Proyecto Miramar


No hay comentarios:

Contribuyentes