miércoles, 10 de septiembre de 2014

Una obra referente al “viaje final” y su legado nacional



Una obra referente al “viaje final” y su legado nacional

El regreso de Wilson

Publicado el 10/9/2014 - 6:00
Su hijo Juan Raúl Ferreira presenta mañana reedición de “Tocando el Cielo”
“Cuando
Wilson habla por primera vez sobre el balotaje, ¿era para votar junto a
Bordaberry contra Seregni? ¿Quiénes fueron sus compañeros de lucha en
el exilio?”, es una de las reflexiones de Juan Raúl Ferreira en su libro
“Tocando el cielo. El viaje final de mi padre”, en donde comparte
vivencias del último caudillo nacionalista con una mirada abierta pero
desde su condición de hijo.
El libro será presentado mañana jueves a las 19 horas en la Sala Hugo Balzo en el Auditorio Nacional del Sodre.
“Hoy,
mi amigo el doctor Sanguinetti habla de las familias ideológicas. Desde
hace varias elecciones se da como un hecho que si gana un partido
fundacional el otro lo debe votar necesariamente. Yo me pregunto, en
vida de Wilson, un cuarto de siglo atrás: ¿era así?”, se pregunta
Ferreira en el epílogo del lilbro al que tuvo acceso LA REPÚBLICA.
Asimismo,
siguiendo la línea de razonamiento, Juan Raúl añade: “Cuando Wilson
habla por primera vez sobre el balotaje: ¿era para votar junto a
Bordaberry contra Seregni? ¿Quiénes fueron sus compañeros de lucha en el
exilio?”.
También inquirió sobre “¿cómo se conformó la Convergencia Democrática en el exilio?”.
“Recuerdo
el acuerdo con el FA para elegir al Toba como presidente. ¿No fue con
los votos de su sector del Partido Nacional y del FA y los votos en
contra del Partido Colorado y de los sectores conservadores del Partido
Nacional? ¿Y la reelección del Toba? ¿Y la participación en el gobierno
de Bordaberry?”, manifestó.
Asimismo, Ferreira indicó en
referencia a la Ley de Caducidad que “hoy me doy cuenta que lo más grave
de todo fue haber roto una acumulación de fuerzas que tenía un
potencial tremendo a partir de la lucha contra la dictadura”.
Año electoral
Ferreira admitió las dificultades de referirse a su padre por parte de las diferentes colectividades “en un año electoral”.
“Yo
no soy quién para indicar cómo puede o debe usar la imagen de Wilson
cada sector. Eso va en lo que cada uno de ellos siente”, sostuvo.
Al
pasar los años y los homenajes conmemorativos, Juan Raúl expresó que
“siento que cada vez más, más allá de las circunstancias electorales de
este año, su homenaje se aleja más del bronce y los actos formales y
hace carne en la vida cotidiana de los uruguayos, vengan de donde
vengan”.
Ley de Caducidad
En torno a la Ley
de Caducidad, Juan Raúl Ferreira manifestó que “en el proceso me di
cuenta que la Ley de Caducidad había sido algo más que un error
jurídico. Había contribuido la ley a una cultura de impunidad que
llevará años erradicar de nuestra idiosincrasia política. Y había roto
el Frente antidictatorial. Fue lo más grave de todo haber roto una
acumulación de fuerzas que tenía un potencial tremendo a partir de la
lucha contra la dictadura”.
“Exclusividad”
En
otro de los pasajes, Juan Raúl afirma que “muchos de los que hoy exigen
‘exclusividad wilsonista’, producto del marketing político inexistente,
integraron la Comisión pro Voto Verde –anulación de la Ley- en vida de
Wilson, y acusan de traidores a Wilson a quienes hoy, con el paso del
tiempo, se oponen a la vigencia de tal ley”.
Recordó que “cuando
todavía en la gente y en el alma y el físico de Wilson no habían
cicatrizado las heridas provocadas por la Ley de Caducidad, muchos de
los que hoy lo lloran dentro de su propio Partido, y a cuyas lágrimas no
niego autenticidad alguna, cacerolearon frente a su casa”.
 
 

No hay comentarios:

Contribuyentes