sábado, 3 de agosto de 2013

Presupuesto Participativo

   
IMM

Presupuesto Participativo: vecinos satisfacen gradualmente sus necesidades

La satisfacción que los vecinos de Montevideo han ido logrando para sus planes en relación a la ciudad a través de las convocatorias al Presupuesto Participativo, han hecho que las exigencias de los capitalinos se hayan reducido de más de 2.000 en 2006, cuando comenzó el plan, a poco más de 800 para este año.


02 de agosto de 2013 | 15:12

Foto: wikipamia.org
Así lo interpretan las autoridades municipales quienes recordaron que este año se destinarán US$3 millones para consolidar las propuestas de los vecinos, que luego son sometidas a votación alcanzando una convocatoria del orden de las 74.000 voluntades en cada ocasión.
El monto para el Presupuesto Participativo, alcanza al 2% de las inversiones municipales, y desde 2006, se han terminado 259 obras de distinta envergadura, se continúa con otras 23 en ejecución y restan todavía 31 obras que deben comenzarse.

Una visión jerárquica de la intervención ciudadana en la capital

“Cuando se inició el proyecto se dio una especie de catarsis colectiva, todo el mundo presentó ideas, pero también reclamos sobre servicios cotidianos de la Intendencia, sin saber bien qué entraba adentro del formato del programa. Se demandaba cosas como la limpieza de un contenedor de basura o cambios de focos de luz que se hallaban apagados (…) Por lo tanto, la disminución de propuestas de los vecinos respecto a años anteriores tiene su lógica”, aseguró el coordinador de la Unidad de Participación y Planificación Descentralizada de la Intendencia de Montevideo, Willan Masdeu, en declaraciones que publica el diario El País.
El jerarca defendió el plan y sus concreciones, así como el formato que ha permitido una intervención ciudadana donde antes todo era potestad del municipio o la Junta Departamental.
“El Presupuesto Participativo exhibe señales de solidez muy importantes, y de adhesión de la gente, aunque claro, como pasa con todo proceso social, siempre hay que someterlo a evaluaciones y ajustes. Ya se ha ido renovando desde hace cinco años; al principio votaban los mayores de 18 y después se extendió a jóvenes de 16. Uno aspira a que haya un número importante de personas que construyan su ciudadanía, que actúen, opinen, propongan proyectos y critiquen. Pero un gobierno no crea participación, ayuda a dinamizar el proceso; la participación es generada por la propia gente, con sus estados de ánimo, aceptando o no los carriles que se les ofrece. Hay que construir más, pero hubo un cambio cualitativo: antes todo estaba en manos de la Junta y la Intendencia”, recordó.



No hay comentarios:

Contribuyentes